El empresario que ingresó en el sacerdocio sin vocación

Después del verano Antonio Resines vuelve a la carga con una comedia que promete ser la quintaescencia de la caspa para el año que viene. ¿El argumento? Muy serrano: un constructor cae en desgracia por culpa de la crisis económica y para escapar de sus problemas intercambia su identidad con la de su hermano gemelo que es sacerdote. A partir de ahí enredos cañís sin fin. Y si el propio protagonista define a los personajes como “absurdos” mayor motivo para huir de ella como alma que lleva el diablo.

Antonio Resines tiene amplios registros dramáticos, después de todo tiene en su poder premios como el Goya o el Ondas, pero lamentablemente para todos sólo domina uno cómico y ése es del que abusa. Lo desgastó en ‘Los Serrano’, lo puso en práctica en ‘Cheers’ de nuevo (con pésimos resultados) y probablemente repita en esta comedia de Mandarina Producciones para Telecinco cuyo argumento, sinceramente, me repele.

Como aún no tenemos demasiados datos acerca de esta nueva serie, sólo podemos hacer suposiciones, no obstante quizás veamos lo de siempre: al mismo Resines multiplicado por dos, los mismos chistes rancios y abundantes clichés cañís.
Pero por mucho que me aventure a poner reparos antes de tiempo, quizás esta comedia triunfe. No será la primera vez que veamos cómo series españolas de dudosa calidad se ganan el favor del público.

Más información – Resines se rebela contra la prensa por ‘Cheers’

Fuente – FórmulaTV
Foto – Ecodiario en Google Imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *