‘El tiempo entre costuras’ arrasa a la competencia

tiempo (1)

Cifras de récord: Más de cinco millones de personas siguieron el lunes el estreno de ‘El tiempo entre costuras’, lo que se tradujo en un 25’5% de cuota de pantalla que logró situar a Antena 3 como líder de absoluto de la noche.
Nada pudieron hacer ‘La Voz’ o ‘Isabel’ para tratar de frenar el éxito de la adaptación del best seller de María Dueñas a la televisión.

Tras unas interminables e inoportunas promos que desvelaban gran parte del argumento de la novela, se emitió el primer episodio de esta miniserie que se ha convertido por méritos propios en la nueva perla de Antena3. Hasta el punto que la cadena cobra por su visionado en la web, algo hasta ahora nunca visto.

Aquéllos que tuvieron la oportunidad de verla antes que el resto de los mortales hablaban maravillas de ‘El tiempo entre costuras’ y no les faltaba razón. La buena factura de la miniserie, los escenarios, el vestuario, la banda sonora y sobre todo Adriana Ugarte y Elvira Mínguez lograron cautivar al espectador y dejarlo pegado al sofá en todo momento gracias a su gran química en pantalla.

El primer capítulo hizo las veces de introducción a la historia y de presentación de los personajes. Sin embargo, lo verdaderamente emocionante viene a continuación ya que las tramas de espionaje y acción cobrarán gran importancia.

‘El tiempo entre costuras’ es una historia de supervivencia. La de Sira Quiroga, una humilde costurera que, aunque siempre ha vivido en Madrid junto a su madre, termina por emigrar al exótico Marruecos junto a su gran amor para empezar una nueva vida huyendo de la guerra.

Allí descubrirá la verdadera cara de su enamorado y tendrá que salir adelante en un país extranjero sin medios y sin contactos. Poco a poco irá reconstruyendo los pedazos de su vida para jugar un importante papel en una trama de espionaje y conspiraciones políticas.

Más información – Antena 3 promociona ‘El Tiempo entre costuras’ para otoño

Fuente – Elaboración propia
Foto – La Vanguardia en Google Imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *