0

No sin mi hijo

Publicado por el .

Como era de esperar tras ver la cara de Mauricio y Luisma en el último capítulo de Aída, el niño de Macu era negro, por lo que Luisma no podía ser su padre. Aunque en un principio se sentía receloso de ello, pronto su madre, su hermana y Paz le hicieron entrar en razón. Macu le había engañado y no tenía que hacerse responsable de un hijo que no era suyo.

Y así fue, Luisma se desentendió del niño, no quería saber nada de él, estaba muy dolido. Macu había perdido los pocos apoyos que tenía en el barrio y su tío, Mauricio, no le quería ni ver ni en pintura, así que decidió dar el niño en adopción. Momento en el que Luisma no pudo reprimirse y boicoteó la entrevista con los responsables de la organización, y decidió hacerse cargo del niño. Y es que será tonto, pero tiene un corazón que no le cabe en el pecho.

Por su parte, Fidel y Jonathan compitieron en campaña electoral por ver quien sería el siguiente presidente del Consejo Escolar. Fidel no tenía nada que hacer ante las promesas de Jonathan por lo que decidió incluir en su campaña a alguien popular. Así que Lorena fue la elegida, pero el poder corrompió a Fidel y cuando se vio en la cima decidió dar de lado a los que le habían ayudado, así pues Lorena y Fidel se enzarzaron en una guerra en de la que salió vencedor Jonathan.

Además, Mauricio tras salir de la cárcel se encontró el bar sin clientela, la gente había perdido la confianza en él y Chema acudió al rescate. Decidió pagarle a los clientes la mitad de lo que consumiesen para llenar el bar. La cuestión es que las ideas de Chema no suelen llegar nunca a buen puerto y ésta no fue una excepción. La gente se intentó aprovechar de su buena voluntad. Cuando Mauricio se enteró de lo que su amigo había hecho por él, le rebajó el 2 % el alquiler de su tienda, todo un detalle de amigo.

aida No sin mi hijo


Escribe un comentario