Sara deja C.S.I. Las Vegas

Los que vimos ayer el capítulo de C.S.I. Las Vegas fuimos testigos de uno de los momentos más duros de la serie en los últimos tiempos. Y es que en el episodio «Adiós y buena suerte» Sara se despidió de la audiencia.

En los últimos capítulos Sara lo había pasado realmente mal, desde que fue secuestrada y enterrada en medio del desierto no había conseguido ser capaz de levantar cabeza, y tuvo que ser una niña superdotada, que conocía de un caso antiguo de hace unos años, la que le hizo tomar tan drástica decisión.

Irse de las Vegas era la única manera de poder olvidarse del pasado y recuperar su vida. Pero antes de hacerlo quería dejar zanjados todos los asuntos que tenía pendientes, por ello se esforzó al máximo para resolver el caso de la niña superdotada y su hermano. una vez conseguido su objetivo se marchó de la ciudad sin un rumbo fijo.

El peor parado de todo esto fue Grissom, que vio como su prometida se iba casi sin despedirse. Un beso aislado y una carta en la que le explicaba los motivos de su marcha serán los últimos recuerdos de Sara que tendrá el agente. Veremos como reacciona ante una nueva situación adversa en su vida.

Sin duda alguna una gran pena, ya que la pareja que formaban los dos me encantaba, y una posible boda entre ambos hubiese podido ser el colofón perfecto a la carrera de Grissom.

sara-y-grissom

Laurence Fishburne sustituirá a Grissom

A finales de la novena temporada de la serie C.S.I. La Vegas, Grissom abandonará el equipo de investigación. Dejará huérfanos a sus chicos, por lo que se ha estado buscando a un sustituto del nivel y la talla que hasta ahora nos a aportado Gill. La decisión de abandonar la serie ha sido del actor, y aunque resulta sorprendente debido al éxito que ha tenido a lo largo de todas las temporadas que ha protagonizado la serie, es entendible puesto que querrá involucrarse en nuevos proyectos.

Y su sustituto será Laurence Fishburne, actor que sin duda saltó a la fama por el papel de Morpheo de Matrix. Por tanto, se trata de un actor de garantías que en principio se adecua al papel que ha dejado Grissom.

Laurence Fishburne dará vida a Raymond Laugston, un ex patólogo y profesor de cursos de criminología, que tratará de aportar toda su experiencia profesional para sacar adelante los múltiples casos a resolver que se les plantearán a él y sus ayudantes en las Vegas.

Para el puesto se hizo un casting de actores al que se presentaron cientos de personas, incluidas algunas de renombre, pero finalmente se llevó el gato al agua Laurence. Desde InfoseriesTv le deseamos suerte en esta nueva aventura, pero también le advertimos que no lo tendrá nada fácil, ya que su antecesor ha dejado el listón muy alto. Las comparaciones son odiosas, y a buen seguro en este caso no van a faltar, aún así cada actor es como es y tiene su estilo propio, por lo que no podemos esperar un clon de Grissom.

La ciudad del pecado

greg.jpg 

Las Vegas es la ciudad del mundo del ocio y el entretenimiento. También es conocida como la ciudad del pecado. Tiene un lema que dice «lo que pasó en la Vegas, se quedó en las Vegas». Están permitidas las apuestas y la venta de bebidas alcohólicas a cualquier hora del día, por lo que en principio parece que todo está permitido en esta ciudad americana.

Pero no es así, y ayer Grissom y su equipo de investigadores dieron buena cuenta de ello. Una banda de jóvenes encapuchados se dedicaba a dar brutales palizas a la gente como medio de diversión. Greg, al intentar detener una, fue víctima de una agresión brutal que le mandó maltrecho al hospital. El equipo de C.S.I. se puso las pilas y al final gracias a un sms consiguieron detener a los agresores.

En el final del capitulo en una pequeña reunión en los vestuarios de su puesto de trabajo los agentes hicieron una pequeña reflexión sobre la sociedad actual. Una pequeña dosis de moralidad que nunca viene de más escuchar. Y dieron a entender que en este mundo de hoy en día puedes hacer lo que quieras sin tener que sentirte culpable o dar explicaciones por ello. Ya sea por la educación que ha recibido o por el comportamiento de estas personas esto no puede ser así, y en caso de que lo sea los cuerpos y fuerzas de seguridad deben reprimir estas conductas para evitar que se vuelvan a repetir.