Nueva cara en Yo soy Bea

Parece que Elena no gana para sustos y esta vez el susto ha sido aún mayor.

Si hace unos meses, cuando «su Ernesto» la dejó por su mejor amiga el chico encargado del Camping en donde iban todos los veranos intentó tener algo con ella y lo dejó porque era más joven que ella, ahora es aún peor… Un chico de 19 años enamorada de ella, o casi.

¿Y quién es el chico? Pues nada menos que…. ¡¡Chechu, de Médico de Familia!! Claro está, ya ha crecido, ha participado en más series como Ana y los 7 y ha perdido la inocencia que tenía, pero sigue siendo el Chechu que todos conocemos.

Aaron Guerrero, el nombre del actor, participará en la serie únicamente en 4 capítulos en donde actuará como Marco Antonio, un chico que empieza a chatear con Elena y ésta lo ve cercano a ella, pensando que es un hombre de su edad. Así, cuando quedan en una cita para conocerse, Elena huye por ver a un chaval de 19 años, sin embargo, después de hablar con sus amigas, comenzará a ver a Marco Antonio desde otra perspectiva.

bea1.jpg

Comienza el despertar

Los seguidores de Bea ya pueden ir despidiéndose del look al que nos tiene acostumbrados esta secretaria perfecta.

Bea ha roto con Nacho, se ha cuenta, aunque no quisiera admitirlo, de que todavía está enamorada de Álvaro y, sobretodo, ha comenzado a cambiar físicamente.

¿El primer cambio? Pues soltarse la melena (dicen que cuando quieres cambiar de vida lo mejor siempre es hacer un cambio de look (empezando por el pelo)) así que eso es lo que ha hecho. Ahora tendremos que ver si ese cambio sigue en otras cuestiones como es el maquillaje, la ropa y su forma de encarar las cosas.

Bea

Eso sí, tiene buenas amigas que le ayudarán a dejar ese look de chica 0 para convertirse en una chica 10, aunque, conociendo a Bea, no será de la noche a la mañana sino paulatinamente y poco a poco.

A ver lo que tienen que decir ahora los de la oficina que la consideraban una fea…

«Si, quiero»

¡¡Vamonos de boda!! En Yo soy Bea nos vamos de boda esta semana y es que será una boda más que sonada.

Durante toda la semana ya hemos tenido unos preparativos bien movidos pero al final todo sale bien y podremos ver la, tan esperada boda de Richard de Castro con su amorcito Echegarai.

Pero saldrá tan bien como esperamos ya que, en la despedida de solteros, Richard piensa que ha pasado algo con el boy que fué a la fiesta y decide confesárselo a Echegarai antes de casarse, para no tener nunca ningún secreto con él. Sin embargo, le sale mal y Echegarai decide suspender la boda.

En el último momento una de las invitadas de la boda confiesa que fue ella, y no Richard, quien se acostó con el boy, así que, todo resuelto, la boda vuelve a celebrarse como si no hubiera pasado nada.

Lo que parecía que ya iba a dar un punto y final a la historia de Bea, se está alargando de nuevo. Y es que desde hacía unas semanas la serie estaba cerrando muchos cabos sueltos y podía dar a pensar que ya iba a terminar, después de año y medio en antena, pero parece ser que a la historia de Bea aún le quedan muchas cosas por contar.

Yo soy Bea